Cardioprotegidos

Desde el pasado día 21 de noviembre contamos en el centro con un Desfibrilador externo semiautomático (DESA). El día 20 todo el personal tuvimos una formación para aprender su uso a cargo de la empresa Omega Cardio.

Esta empresa se dedica a la formación de los usuarios en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y Soporte Vital Básico (SVA) y mantenimiento del desfibrilador.

La formación consistió en una parte teórica sobre técnicas de primeros auxilios y atención temprana ante paradas cardíacas y una práctica en la que todos los asistentes pudimos aprender a usar el desfibrilador ante una posible emergencia.

La normativa actual vigente aconseja a nivel estatal el uso o tenencia de desfibriladores en lugares públicos, aunque existen comunidades autónomas (actualmente 16) donde obliga a tenerlos.

En nuestro caso, al tratarse de un colegio, el desfibrilador adquirido cuenta con un modo infantil y un modo adulto.

La evolución de las tecnologías ha llevado a que toda clase de dispositivos puedan actualizarse, incluidos los desfibriladores, que cuentan con las siguientes ventajas:

Es el propio desfibrilador quien se encarga de analizar el ritmo cardíaco de la víctima, indicando si es necesaria o no la aplicación de una descarga eléctrica.

Cualquier persona puede utilizarlo, aún sin haber realizado ningún curso sin o tener nociones básicas sobre ello. Basta con seguir las instrucciones de voz que lleva incorporadas.

Contiene electrodos adhesivos que hacen que sea más fácil su uso.

El ritmo cardíaco analizado estará a disposición del servicio médico cuando llegue.

La desfibrilación se hace de forma segura, evitando que la persona que la ejecuta pueda sufrir daños y/o lesiones.

En caso de ser necesario, se puede recibir ayuda telefónica de los servicios de emergencias para mayor seguridad.

La adquisición del desfibrilador supone una cardioprotección en el colegio,  ofreciendo una seguridad añadida a alumnos, claustro de profesores, trabajadores y familiares; incluso a personas del vecindario y transeúntes en caso de que se produzca un paro cardíaco.

Sin entrar en noticias catastróficas, decir que tan solo con la implantación del desfibrilador, podrían llegar a salvarse más de 40.000 vidas al año, debido a la facilidad de uso de estos dispositivos, y a que el espacio cardioprotegido estará a disposición de todas las víctimas que necesiten ser atendidas hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Compartir

Sobre nosotros

El colegio Santísima Trinidad se encuentra ubicado en la localidad manchega de Alcázar de San Juan. Centro Concertado de Educación Infantil (3 unidades), Educación Primaria (6 unidades) y Educación Secundaria Obligatoria (4 unidades). Actualmente cuenta el centro con 350 alumnos/as. Cuenta con más de 100 años de historia.